Una encuesta europea revela una conciencia alarmantemente baja sobre la disfunción eréctil: la mayoría no sabe qué es

El conocimiento de la disfunción eréctil (DE) es alarmantemente bajo en hombres y mujeres de 20 a 70 años, según reveló una nueva encuesta  encargada por la Asociación Europea de Urología (EAU). La mayoría de los encuestados no sabe qué implica exactamente la disfunción eréctil, y uno de cada cuatro nunca ha oído hablar de ninguno de los siete tratamientos más comunes para la disfunción eréctil.

La encuesta examinó el conocimiento y la experiencia con DE de 3.032 hombres y mujeres de diferentes grupos de edad entre 20 y 70 años en España, Francia, Alemania y Reino Unido. La disfunción eréctil se define como la incapacidad de lograr o mantener una erección. Cuando se les preguntó qué es la DE, la mayoría de los encuestados dieron respuestas incorrectas (34%) o dijeron que no sabían qué es la DE (17%). Aquellos que son solteros son los que menos conocen la definición de disfunción eréctil. Los encuestados alemanes obtuvieron los peores resultados en esta pregunta; sólo el 49% respondió correctamente, en comparación con España donde lo hizo una sólida mayoría (78%).

“Como la disfunción eréctil es en realidad una afección médica masculina común, es sorprendente que la mayoría no sepa qué es”, comenta el profesor Christopher Chapple, secretario general de la EAU.

De hecho, las Directrices de la EAU 2020 sobre salud sexual y reproductiva establecen que “los datos epidemiológicos han demostrado una alta prevalencia e incidencia de disfunción eréctil en todo el mundo”. Las Directrices mencionan, entre otros, un estudio que informa una prevalencia general de disfunción eréctil del 52% en hombres de 40 a 70 años. En la encuesta de la EAU, cuando se les preguntó qué porcentaje de hombres en su país de entre 50 y 80 años sufren de disfunción eréctil, los encuestados seleccionaron con mayor frecuencia “21-30%”.

“El riesgo de padecer disfunción eréctil aumenta con la edad, pero afecta a hombres de todas las edades y etnias”, continúa el profesor Chapple. “Como resultado, no debería haber ningún tabú al respecto. Aunque me alegra ver que la mayoría de los encuestados que tienen experiencia con la disfunción eréctil dicen que deben hablar al respecto, todavía hay margen de mejora “.

Del 17% de los encuestados que tienen o han tenido una pareja que alguna vez ha experimentado disfunción eréctil, aproximadamente uno de cada cuatro (26%) admitió no hablar de ello con nadie. El sentirse incómodo al hablar sobre ello es una de las razones más comunes  para no buscar ayuda profesional.

La disfunción eréctil es un problema común que debe ser tratado con naturalidad y sin tabúes. Hoy en día existen multitud de alternativas eficaces para su tratamiento por lo que resignarse a vivir con ella por vergüenza o desconocimiento no debería ser una opción.

En Lyx Instituto de Urología, contamos con una unidad especializada en disfunción eréctil. Infórmate y resuleve tus dudas visitando nuestra web: www.lyxdisfuncionerectil.com