Enucleación prostática con láser Holmium

La enucleación con láser de Holmio (HoLEP) es, actualmente, una de las mejores opciones quirúrgicas para el tratamiento del adenoma de próstata, conocido también como hiperplasia benigna de próstata, ya que se trata de una solución mínimamente invasiva, definitiva y muy eficaz.

El objetivo es mejorar la calidad de vida del paciente desde el punto de vista miccional.

La hiperplasia prostática benigna o adenoma de próstata afecta a un 50% de los hombres a partir de los 60 años, aumentando esta cifra con la edad. Debido a esta afección, que comprime la uretra, los varones encuentran dificultad para miccionar con normalidad, pudiendo desarrollar piedras en la vejiga y, en el peor de los casos, fallos renales.

La hiperplasia prostática benigna afecta a un 50% de los hombres a partir de los 60 años

Síntomas de la Hiperplasia Prostática

Estos síntomas se deben fundamentalmente a que el crecimiento benigno de la glándula prostática bloquea el paso de la orina.

Esta patología es la causa principal de los síntomas de tracto urinario inferior entre los que se encuentran:

Las micciones nocturnas

La disminución del chorro miccional

La urgencia y la incontinencia

La sensación de vaciado incompleto

La micción entrecortada

¿En qué consiste la cirugía?

Bajo anestesia, se introduce un cistoscopio lubricado a través de la uretra, lo que permitirá acceder con la fibra láser hasta la próstata sin necesidad de realizar incisiones.

 

La enucleación de próstata con láser de Holmio (HoLEP) se realiza en dos fases:

1

Primero se realiza la separación del adenoma prostático (tejido que ha crecido en el interior de la cápsula prostática).

2

A continuación se extrae el tejido enucleado del interior de la vejiga mediante un instrumento quirúrgico llamado morcelador de tejidos, basado en un sistema de succión y corte. Todo el tejido extraído se envía para estudio anatomopatológico (biopsia).

Características de la intervención

La enucleación de próstata permite reincorporarse a sus actividades de una forma muy precoz, en 1 o 2 semanas tras la cirugía.

No produce ninguna herida en la piel, ya que se realiza a través de un conducto natural: la uretra, por ello no necesitará curas ni retirada de grapas posteriormente.

La enucleación prostática con laser de Holmio (HoLEP) elimina la totalidad del adenoma de próstata y por tanto la calidad de la micción es óptima y los resultados definitivos para el resto de la vida del paciente.

Otras técnicas no eliminan tejido o tan solo lo hacen en la parte central.

La enucleación prostática con láser de Holmio (HoLEP) es la técnica mínimamente invasiva que consigue una mayor reducción de PSA tras la cirugía

El valor del PSA, marcador analítico usado para detectar cáncer de próstata, suele estar elevado en muchos pacientes. Tras la operación se reduce más de un 80% situándose en valores normales. Esto puede evitarle pruebas diagnósticas adicionales molestas como biopsias, resonancias magnéticas prostáticas y seguimiento estrecho con analíticas sucesivas.

La enucleación prostática con laser de Holmio (HoLEP) consigue la máxima desobstrucción posible de la vejiga, similar a la cirugía abierta tradicional.

Si ha sufrido una retención de orina y es portador de sonda vesical, la operación se puede realizar de forma inmediata, aunque la vejiga haya podido sufrir daños por sobredistensión. Con otras técnicas menos desobstructivas es recomendable esperar varias semanas o meses para conseguir una recuperación del musculo vesical, ya que en caso contrario podría ocurrir una nueva retención de orina tras la operación.

La enucleación prostática con laser de Holmio (HoLEP) no produce disfunción eréctil ni alteración del deseo sexual ni del orgasmo.

Aunque se sigue produciendo semen, la eyaculación tras la operación se produce de forma retrógrada, es decir, hacia la vejiga, donde se mezcla con la orina y se expulsa con la micción. Algunos pacientes mantienen eyaculación normal o la recuperan posteriormente, cuando la próstata recupera su morfología inicial (la enucleación deja un hueco transitorio en el centro de la próstata).

La enucleación de próstata con laser de Holmio (HoLEP) es la técnica de elección en las guías clínicas urológicas para el tratamiento quirúrgico del adenoma de próstata.

Aunque es una técnica relativamente reciente, surgida a finales del siglo pasado, existe una evidencia clínica robusta que demuestra su eficacia y seguridad a corto y largo plazo.

En Lyx Instituto de Urología, contamos con un equipo de cirujanos expertos en esta técnica, el Dr. A. Gimeno y el Dr. I. Sola. Ambos especialistas son pioneros en España, comenzando sus primeros casos en el año 2004.

La intervención se realiza con la ayuda de equipos de láser y endoscopia muy avanzados y requiere de un adiestramiento muy exigente por parte del cirujano.

Procedimiento cubierto por las principales aseguradoras

dkv

Preguntas frecuentes

¿Para qué tamaño de próstata se indica?

Se puede aplicar para próstatas de cualquier tamaño, aunque es especialmente ventajoso en próstatas grandes (por encima de 70-80cc) y en pacientes con litiasis vesicales, ya que el láser de holmio permite también pulverizar cálculos.

¿Es una cirugía con alto riesgo de hemorragia?

Es una técnica que produce mucha menos hemorragia que las técnicas tradicionales o que la cirugía abierta. Por eso también es altamente recomendable en pacientes anticoagulados o con mayor riesgo de sangrado.

¿Es recomendable para pacientes de edad avanzada?

Sí, es una intervención compatible con pacientes de edad avanzada o con otras enfermedades asociadas por tener un postoperatorio mas corto y sin apenas dolor.

Tipo de anestesia:

La técnica anestésica la decide el anestesista en base a criterios médicos y preferencias del paciente. Para la enucleación de próstata con láser, lo habitual es una anestesia locorregional (de cintura para abajo) habitualmente combinado con algún fármaco relajante.

¿Cuánto dura el ingreso?

Habitualmente solo es necesario el ingreso del paciente durante un día y medio. Se suelen pasar dos noches en el hospital como máximo.

 

El paciente se va a casa sin sonda.

¿Cuánto dura la intervención?

En torno a 60-70 minutos. Después de la intervención el paciente permanece en una unidad de reanimación postquirúrgica, se suele regresar a la habitación 2 o 3 h. más tarde.

¿Es doloroso el postoperatorio?

La mayoría de nuestros pacientes se sorprenden gratamente porque pasan el postoperatorio sin grandes molestias. Los requerimientos analgésicos son muy bajos.

Cuidados postquirúrgicos

La gran mayoría de las personas intervenidas mediante esta técnica no precisa seguir tomando medicamentos ni realizar seguimientos periódicos en consulta y recuperan una calidad miccional que les permite disfrutar de nuevo de una vida no condicionada por los síntomas de la orina: volver a salir, viajar, dormir sin interrupciones, etc.

Somos especialistas en HoLEP con más de 15 años de experiencia.

Nuestro equipo de cirujanos especializados ha realizado, durante el año 2020, más de 200 enucleaciones de próstata con el láser de Holmio (HoLEP), llevando más de 15 años realizando este tipo de técnica.

El Dr. Alfonso Gimeno y el Dr. Ignacio Sola siempre realizan las cirugías de láser holmium en equipo, uniendo su experiencia y destreza para obtener los mejores resultados.

PARA MÁS INFORMACIÓN CONTACTA CON NOSOTROS SIN COMPROMISO